Archivos de etiquetas: la verdad

Va mucho de estar a estar

5. Pues tornando a nuestro hermoso y deleitoso castillo, hemos de ver cómo podemos entrar en él. Parece que digo algún disbarate; porque si este castillo es el ánima, claro está que no hay para qué entrar, pues se es él mesmo; como parecería desatino decir a uno que entrase en una pieza estando ya dentro. 
Mas havéis de entender que va mucho de estar a estar; que hay muchas almas que se están en la ronda del castillo —que es adonde están los que le guardan— y que no se les da nada de entrar dentro ni saben qué hay en aquel tan precioso lugar ni quién está dentro ni aun qué piezas tiene. Ya havréis oído en algunos libros de oración aconsejar a el alma que entre dentro de sí; pues esto mesmo es. (Moradas del castillo interior, I, 1, 5)

Da un paso más la insigne autora en la explicación de su doctrina sobre la oración y despeja la aparente contradicción del consejo de entrar uno en sí mismo, distinguiendo entre un estar del alma «en la ronda del castillo» (o sea en su exterior, lo que antes llamó «engaste u cerca», donde ejercen de centinelas —como dirá más adelante— los sentidos), y un estar en su interior, entrando «dentro de sí» a través de la oración.

Por decenas podrían invocarse los textos patrísticos y espirituales, accesibles a Teresa y a sus hermanas a través de los recordados «libros de oración», en los que se aconseja «a el alma que entre dentro de sí»; varios de ellos pertenecen a san Agustín, como el célebre «Tú estabas dentro de mí y yo afuera, y así por fuera te buscaba; y, deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste. Tú estabas conmigo, mas yo no estaba contigo» (Confesiones, X, 27, 38) y el no menos recordado «No quieras derramarte fuera; entra dentro de ti mismo, porque en el hombre interior reside la verdad» (De vera religione, 39, 78).

P. H. H.

[Entrada actualizada el 30-05-2013]

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: